Mercedes-Benz

Nuevos Clase A y Clase B EQ Power

Más de 70 km de autonomía eléctrica
Clase A y Clase B EQ Power

Con el objetivo en mente de conseguir una movilidad más sostenible, Mercedes-Benz lanza, bajo el sello de EQ Power, tres modelos híbridos enchufables que supondrán la introducción esta tecnología en los compactos de nueva generación de Mercedes-Benz. Una introducción ya que la marca germana tiene previsto lanzar más de 20 variantes electrificadas (EQ Boost; EQ Power y EQ) a lo largo del próximo año.

Clase A y Clase B EQ Power

Más potencia. Más autonomía eléctrica.

Por primera vez en los compactos de Mercedes-Benz, a finales de este año habrá disponibles tres versiones EQ Power, para la Clase A, Clase A Sedán y Clase B. Esta versión se denominará 250 e y contará, en los tres modelos, con una motorización híbrida enchufable de 218 CV. Este motor lo podemos dividir en el motor eléctrico, de 75 kW de potencia, y el motor de combustión, que será un motor de cuatro cilindros y 1,33 litros con una potencia que alcanzará los 160 CV, dando como resultado una motorización híbrida con 218 CV de potencia combinada.

Con esta motorización, los A 250 e, A 250 e Sedán y B 250 e consiguen acelerar de 0 a 100 km/h en 6,6; 6,7 y 6,8 segundos respectivamente, alcanzando una velocidad máxima de entre 235 y 240 km/h. Unas prestaciones que aseguran unas altas dosis de placer al conducir a la vez que se conduce un vehículo que permite una autonomía totalmente eléctrica de entre 70 y 75 km (según homologación NEDC).

Clase A y Clase B EQ Power

Mismo espacio interior que sus homólogos de combustión

Los nuevos compactos enchufables de Mercedes-Benz no verán prácticamente penalizado el espacio interior del vehículo; un hándicap que veíamos en algunos de los modelos híbridos enchufables del pasado y en el que los ingenieros de Mercedes-Benz han trabajado duramente para conseguir que las baterías de Ion-Litio no penalizaran al habitáculo del vehículo.

Clase A y Clase B EQ Power

Para conseguir este hito, los nuevos compactos híbridos enchufables de Mercedes-Benz cuentan con un innovador sistema de escape de forma que el extremo del escape no se sitúa en la parte trasera del vehículo, como en los vehículos de combustión convencionales, si no que se sitúa bajo el túnel central, en la parte media del vehículo. De esta forma, se libera la parte trasera inferior para situar, en él, las baterías de alto voltaje, consiguiendo un volumen del maletero que prácticamente se mantiene inalterado.